Autódromo Hermanos Rodríguez

UbicaciónCiudad de México, México
Longitud4304 metros
Curvas17 (10 derecha, 7 izquierda)
Inauguración12 de mayo de 1940
Capacidad110000 espectadores
Vuelta rápida1:14.759 (Daniel Ricciardo – 2018)
Sitio web oficialahr.notiauto.com

 

Hermanos Rodriguez Track

Historia del circuito

El Autódromo Hermanos Rodríguez ha sido el principal circuito de carreras de México durante más de 50 años, y en toda su vida ha albergado grandes eventos de talla internacional. Formando parte de un complejo deportivo gigante en el sureste de la capital, el circuito ha visto categorías desde Fórmula 1 hasta Indycar y NASCAR.

El origen del circuito y de su nombre viene de la mano de dos de los pilotos de carreras más venerados de México, Ricardo y Pedro Rodríguez Jr. La idea del circuito surgió de su padre, Pedro Natalio Rodríguez, asesor del entonces presidente mexicano Adolfo López Mateos. En 1958, Pedro sugirió usar la red vial interna en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca para crear una pista de carreras de automóviles, para permitir a los hermanos y otras estrellas mexicanas la oportunidad de competir de manera internacional.

El presidente dio su aprobación y el director e ingeniero de obras del gobierno de la ciudad, Gilberto Valenzuela, recibió el encargo de visitar diferentes pistas del mundo para reunir ideas. Con la ayuda de la familia Rodríguez, surgió un diseño de clase mundial. El circuito completo tenía una longitud de unos 5km. La recta principal con poco más de 1 km se encontraba entre las más largas del mundo, con velocidades altísimas.

La construcción tuvo lugar durante 1959 y el Autódromo Magdalena Mixhuca se completó a fin de año. La primera carrera, la Ciudad de México 500 millas, tuvo lugar el 20 de diciembre y fue ganada por Pedro Rodríguez Jr con su hermano Ricardo en tercera posición.

La primera carrera de Fórmula Uno se celebró en 1962, fue en esta en la que Ricardo Rodríguez se estrelló contra el raíl de protección de la curva peraltada, perdiendo la vida, después de que la suspensión de su Lotus fallara. Tenía solo 20 años. Como muestra de respeto, el presidente Mateos ordenó que se cambiara el nombre del circuito a Autódromo Ricardo Rodríguez.

Un año después, la Formula 1 volvió al circuito con el Campeonato Mundial, obteniendo la victoria el corredor Jim Clark. La Fórmula Uno continuaría sus visitas durante la década de 1960, siendo el evento de final de temporada.

El Gran Premio de 1970 tuvo que retrasarse varias horas cuando una gran multitud de alrededor de 200000 personas invadieron el circuito, colapsando por completo las instalaciones. Los espectadores treparon por las vallas de seguridad para obtener una mejor vista, llegando a estar al borde del circuito. A pesar de las súplicas de los funcionarios, la policía local e incluso los conductores Jackie Stewart y el piloto Pedro Rodríguez Jr, no pudieron ser trasladados. Finalmente, la carrera comenzó de manera normal y fue un milagro que ningún espectador sufriera daños, aunque Stewart se vio obligado a retirarse con daños por suspensión cuando golpeó a un perro que había salido corriendo. Por culpa del mal comportamiento  de los espectadores, la Fórmula Uno eliminaría el evento de su agenda desde 1971.

El circuito volvió a albergar principalmente carreras nacionales durante el resto de la década y pasó a llamarse (a instancias del entonces presidente Luis Echeverría) el Autódromo Hermanos Rodríguez en 1972, tras la muerte de Pedro Rodríguez durante una carrera de deportivos en el Norisring, Alemania, el año anterior.

La serie Amercian CART Indycar visitó las pistas durante 1980 y 1981, utilizando el recorrido más corto, que omitía por completo la sección de horquilla. Luego se formularon planes para devolver la Fórmula Uno al circuito y se gastaron grandes cantidades de dinero en la renovación del circuito. Se construyeron garajes modernos, vallas altas rodeando la pista y se implementaron patrullas con perros guardianes para mantener a raya a los espectadores. Se hicieron modificaciones en la primera curva, con una nueva ‘ese’ instalada para permitir una mayor escapatoria, mientras que el circuito se acortó por la eliminación de la sección de la horquilla original, que ahora presentaba puestos de espectadores adicionales.

La Fórmula Uno volvió al circuito en 1986, contando también con gran multitud de espectadores. Gerhard Berger fue el ganador con Benetton-BMW, gracias en parte a sus neumáticos Pirelli, lo que le permitió completar la carrera sin hacer ninguna parada en boxes.

Nigel Mansell ganó para Williams al año siguiente, proporcionando uno de los adelantamientos más memorables en la historia de la F1, cuando superó al McLaren de Berger por fuera de la Peraltada durante la carrera de 1990. El Gran Premio de 1992, ganado nuevamente por Nigel Mansell, fue el último que se realizaría en años, ya que la Fórmula Uno se trasladó a la zona oeste del país.

Las Superbikes reemplazaron a la F1 como el evento principal, pero el primer intento en 1993 fue un desastre, ya que los pilotos se encontraron el circuito en pésimas condiciones para competir. Perros callejeros y balones de los campos de fútbol cercanos acababan dentro del circuito durante los entrenamientos. Una de las veces, Scott Russell se vio sorprendido por una camioneta que conducía por el circuito justo delante de él, mientras el piloto practicaba en un entrenamiento. Los pilotos boicotearon el resto de la clasificación y los organizadores finalmente decidieron abandonar. Las Superbikes no regresaron en los años siguientes.

El circuito entró en un período de declive en los años siguientes. Se construyó un estadio de béisbol, el Foro Sol, dentro de la esquina de la Peraltada, que se convirtió en el hogar de los Diablos Rojos del México, y también fue sede de grandes conciertos de música. En 1999, la pista se cerró.

Afortunadamente, la ayuda en forma de nuevas inversiones provino del otro lado de la frontera con los Estados Unidos. Gerald Forstythe, uno de los propietarios de la serie CART ChampCar, estaba buscando nuevos lugares para aprovechar el aumento del interés en la serie, causado por el éxito de las estrellas mexicanas Adrián Fernández, Michel Jourdain Jr y Mario Domínguez. En 2001, Forsythe llegó a un acuerdo con la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), a través de su filial OCESA, para realizar una carrera ChampCar en la temporada 2002.

Los eventos de Champ Car continuaron hasta 2007, aunque a partir de 2006 se empezó a utilizar el circuito reformado, permitiendo que se usara la Peraltada completa. La nueva serie A1 GP también comenzó el primero de tres viajes al circuito (un cuarto, programado para mayo de 2009, tuvo que cancelarse debido a un brote de peste porcina) usando el mismo recorrido.

El creciente interés en las carreras al estilo NASCAR en México hizo que se organizara un evento a nivel nacional de 2005 a 2008. La serie nacional de NASCAR se convirtió en el evento principal del circuito.

El ascenso de las nuevas estrellas mexicanas Sergio Pérez y Esteban Gutiérrez ha provocado un renovado interés en la Fórmula Uno. En julio de 2014, CIE anunció que había alcanzado un nuevo acuerdo de cinco años para organizar el Gran Premio de México a partir de 2015. Para llevar el circuito a los estándares modernos de F1, se llevó a cabo una renovación integral, que incluyó cambios significativos en el circuito de la mano de Hermann Tilke.

El circuito albergó el Gran Premio de México de Fórmula Uno frente a una multitud entusiasta de unos 240000 espectadores, en lo que sin duda fue el fin de semana del Gran Premio más concurrido durante muchos años y, posiblemente, de todos los tiempos. Nico Rosberg obtuvo la victoria tras un duelo con su compañero de escudería Lewis Hamilton. La ceremonia del podio se llevó a cabo en el estadio Foro Sol, creando una atmósfera única.

Una vuelta al circuito de México

Cómo llegar al circuito Hermanos Rodríguez

El Autódromo Hermanos Rodríguez está ubicado en Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, en el sureste de la Ciudad de México. El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México está a unos 15 minutos del circuito.

El circuito en sí está ubicado dentro del complejo del parque Magdalena Mixhuca y se puede llegar por la avenida Viaducto Río Piedad o la carretera de circunvalación interior Río Churubusco. También puedes ir en metro cogiendo la línea 9 hasta el complejo deportivo.