Red Bull Ring

UbicaciónSpielberg, Austria
Longitud4326 metros
Curvas10 (7 derecha, 3 izquierda)
Inauguración26 de julio de 1969
Capacidad40000 espectadores
Vuelta rápida1:02.939 (Valtteri Bottas – 2020)
Sitio web oficialprojekt-spielberg.com
Red Bull Ring Track

Historia del circuito

Situado en Austria, el circuito se inauguró en 1969 con el nombre de Österreichring. Fue construido para reemplazar el circuito del campo de aviación Zeltweg utilizado entre 1958 y 1968.

Mientras que Zeltweg era una extensión plana e irregular, el Österreichring era rápido y recorría las colinas de Estiria.

Desde la línea de salida, el circuito subía  hasta la curva “Hella Licht”, giraba a la derecha hasta llegar a la curva del Dr. Tiroch, y subiendo en la salida hacia la parte superior del circuito. Más tarde llegaría a la curva Bosch, algo peligrosa, ya que no tenía escapatoria debido a la tribuna que se situaba en la zona.

La siguiente sección, conocida como Texaco-Schikane, presentaba áreas de escapatoria con césped. Después de volver a la línea de salida, el circuito ascendía por una colina hasta llegar a la última curva, renombrada en el segundo año del circuito en memoria del fallecido piloto austríaco Jochen Rindt.

Hogar del Gran Premio de Fórmula Uno de 1969 a 1987, el Österreichring albergó a varios ganadores. En 1975, Vittoria Brambilla se llevó su única victoria en carrera en marzo. Un año después, John Watson anotó la única victoria de Penske y en 1977 Alan Jones ganó para Shadow.

La seguridad era una preocupación siempre presente por la proximidad de las barreras y las altas velocidades. La tragedia golpeó al circuito cuando, en un entrenamiento de la carrera de 1975, Mark Donohue perdió el control del coche después de que una llanta fallara. Los trozos del coche salieron disparados y mataron a un comisario. Donohue , que no parecía gravemente herido tras el accidente, entró en coma al día siguiente por una hemorragia cerebral y falleció. Seguramente la hemorragia fue causada al golpear su frente contra una valla publicitaria.

Después del accidente se hicieron mejoras en el circuito. Primero se ajustó la primera curva en 1976 y un año después se añadió una chicane. A pesar de esas mejoras, el circuito seguía siendo algo peligroso. Stefan Johansson tuvo la suerte de sobrevivir a un accidente en los entrenamientos de la carrera de 1987, cuando su McLaren chocó contra un ciervo que se había extraviado en la pista. En la carrera también hubieron varias colisiones y eso provocó que la FIA eliminara el Österreichring del calendario de F1.

Como solución, el circuito hizo cambios, aumentando el área de escapatoria en varias curvas. En la curva Bosch, en particular, esto requirió un ligero ajuste de la curva, insertando grava en el espacio que se utilizaba anteriormente, ralentizando la curva pero conservando gran parte de su diseño. La recta principal también se amplió en tres metros y otras rectas se ampliaron en dos.

Aunque estos cambios no fueron suficientes para hacer volver a la F1, el circuito aseguró rondas del nuevo Campeonato Mundial de Superbikes entre 1988 y 1994. En 1995, el evento de carrera más importante fue una ronda de la nueva Copa STW alemana para turismos, pero tras un accidente de Hans Stuck en la primera curva, era evidente que se necesitaban cambios importantes para asegurar el futuro del circuito.

Con fondos de una importante empresa de telecomunicaciones de Austria, el circuito renació en 1996 como el Ring A1, después de un importante ejercicio de reconstrucción durante la temporada baja. Hermann Tilke fue el encargado de llevar el circuito a los estándares de Fórmula Uno.

Tilke acortó el circuito, eliminando la sección de Hella-Licht y Tiroch e incorporando una nueva sección que terminaba con una horquilla cerrada antes de volver a unirse al antiguo circuito en Valvoline Gerade. La curva Bosch ya no existía, fue reemplazada por otra horquilla estrecha.

También se mejoraron las gradas y los pits y se incluyeron circuitos alternativos más cortos. En general, el proyecto de modernización costó un total de 35 millones de euros.

El A1 Ring era un circuito moderno, pero fueron muchos los que lamentaron la pérdida de todas las curvas rápidas por las que el Österreichring era famoso. Tilke ya había pensado en eso e introdujo curvas y horquillas más estrechas para que hubiera más oportunidad de adelantamiento. Las carreras volvieron en 1996, y un año después la F1 se celebraba en el circuito. La Fórmula 1 encabezó el calendario del circuito hasta 2003, aunque la pista también se utilizó para F3000 y FIA GT Series, entre otros.

Desafortunadamente, aunque la carrera en general fue buena, el evento de F1 no tuvo ganancias  y fue asumido por las autoridades locales. En 2003, Bernie Ecclestone canceló el contrato para la carrera de 2004 debido al apoyo del gobierno austriaco a la legislación antitabaco en la Unión Europea. El futuro parecía incierto para el circuito.

Después de la pérdida de la carrera de F1 y debido al deseo de expandir el calendario más allá de Europa, el circuito fue vendido a Dietrich Mateschitz de Red Bull en 2004 y se idearon planes para extender el circuito hacia el oeste, incorporando secciones del recorrido original que estaba inactivo desde la reconstrucción. Con un proyecto de más de 500 millones de euros también se construyeron instalaciones para una escuela de carreras, un museo de automóviles, un hotel y una casa para la colección de aviones de Mateschitz, agregada dentro de los límites del circuito.

Después de una campaña de los residentes locales, en diciembre de 2004, el Senado Ambiental de Austria bloqueó las propuestas y el trabajo diciendo que el proyecto no cumplía con las regulaciones de ruido y contaminación. El trabajo se detuvo de inmediato y, sin pits, tribunas y un gran agujero en la pista, no había posibilidad de continuar compitiendo.

Renombrado como Red Bull Ring, el circuito se reabrió en mayo de 2011, con una demostración de Red Bull. Más tarde ese año, DTM y el popular ADAC GT Masters volvieron a las instalaciones y se convirtieron en elementos fijos en el calendario.

En diciembre de 2012, Red Bull se puso en contacto con la FIA para decirle que la pista estaría disponible para organizar una ronda del Campeonato Mundial de Fórmula Uno en 2013, después del aplazamiento del Gran Premio de América. Si bien esto finalmente no llegó a nada, al menos notificó la intención de la pista y, en diciembre de 2013, la FIA anunció el regreso de la F1 a Spielberg a partir de 2014 con el Gran Premio de Austria.

En la temporada 2020 de Fórmula 1, debido a la pandemia de la COVID-19, se disputaron dos Grandes Premios en el Red Bull Ring. Uno de ellos fue bautizado como el Gran Premio de Estiria (Großer Preis der Steiermark), nombre de la región en la que se ubica el circuito.

Una vuelta al circuito de Spielberg

Cómo llegar al circuito Red Bull Ring

El Red Bull Ring se encuentra en Spielberg, en la región de Estiria, Austria. El aeropuerto internacional más cercano está en Viena, a aproximadamente dos horas en coche. Mientras que el aeropuerto más pequeño de la segunda ciudad de Graz, en Austria, está más cerca, a una hora en coche, y ofrece vuelos nacionales y conexiones a Europa central. Aquellos con aviones privados pueden optar por aterrizar en Zeltweg justo al lado de la pista.

Para llegar al circuito en coche desde Viena, toma la A2 hacia Graz, luego la S6 hacia Bruck / Mur / Semmering / Neunkirchen West. En el cruce de San Miguel, ve por la S36 hacia Klagenfurt / Knittelfeld / Judenburg. Toma la salida Zeltweg Ost / Spielberg, luego la primera a la izquierda y después a la izquierda de nuevo en la L503. Después de aproximadamente 2 km, gira a la derecha y toma la salida hacia Red Bull Ring.

Desde Graz, toma la A9 hacia Salzburgo. En el cruce de San Miguel, coge la S36 hacia Klagenfurt / Knittelfeld / Judenburg y sigue las indicaciones de arriba, ya que en este punto llegar al circuito es igual que si vas desde Viena.