Autódromo José Carlos Pace

UbicaciónSão Paulo, Brasil
Longitud4309 metros
Curvas15 (5 derecha, 10 izquierda)
Inauguración12 de mayo de 1940
Capacidad60000 espectadores
Vuelta rápida1:07.281 (Lewis Hamilton – 2018)
Sitio web oficialautodromodeinterlagos.com.br
Interlagos Track

Historia del circuito

La historia del autódromo de Interlagos se remonta a 1926, cuando una compañía dirigida por el empresario británico Louis Romero Sanson comenzó a diseñar una nueva área suburbana, como parte de la expansión de São Paulo. Conocido como ‘Balneário Satélite da Capital’, el proyecto preveía la creación de viviendas, grandes carreteras y un complejo polideportivo ubicado entre los dos enormes embalses que abastecen a la ciudad con agua potable.

Después de contratar a Alfred Agache, un planificador urbano francés que había sido responsable de un plan de reurbanización en Río de Janeiro, las propuestas adquirieron su nuevo nombre. Agache pensó que el sitio le recordaba a Interlaken en Suiza, por lo que se adoptó Interlagos (que significa “entre lagos” en portugués).

El crack del 29, junto a años de agitación política dentro de Brasil, pusieron fin al proyecto. Sin embargo, las carreras brasileñas continuaron, con carreras callejeras organizadas tanto en Río como en São Paulo. Fue en el último de estos eventos cuando el piloto francés Hellé-Nice perdió el control de su Alfa Romeo al final de la carrera y golpeó a los espectadores cercanos. El accidente causó la muerte de 4 personas y dejó otras 37 heridas.

Después del fatal accidente, se decidió que hacía falta un circuito donde hacer las carreras y el presidente del Automóvil Club de Brasil, Eusébio de Queiroz Mattozo, instó a Sanson a completar el circuito de Interlagos. Sanson comenzó a investigar el diseño de circuitos, inspirándose en Roosevelt Raceway en los EE. U,  Brooklands en Gran Bretaña y Montlhéry en Francia.

La construcción comenzó en 1938 y la pista fue pavimentada al año siguiente. La falta de fondos hacía que las instalaciones fueran muy básicas. Las tribunas y las instalaciones de boxes tuvieron que esperar para estar acabadas, pero el circuito estaba listo para recibir carreras. Desafortunadamente, por condiciones climáticas adversas la inauguración en noviembre de 1939 tuvo que posponerse para el año siguiente.

El 12 de mayo de 1940 se organizó el 3er Gran Premio de la Ciudad de São Paulo. Las carreras de motos ayudaron a formar la cartelera. Los conductores y los pilotos se encontraron con un circuito rápido pero técnico, que se abría paso entre los lagos y los contornos de la tierra. A pesar de las básicas instalaciones, alrededor de 15000 personas salieron a ver esas carreras en el primer circuito de Brasil. El Gran Premio lo ganó el piloto brasileño Nascimento Junior en un Alfa Romeo, seguido por los brasileños Chico Landi (Maserati) y Geraldo Avellar (Alfa Romeo).

Las carreras continuaron a nivel nacional durante la década de 1940 y, en 1947, Interlagos estaba listo para organizar su primera carrera internacional, un evento para el Grand Prix. La compañía de Sanson administró el circuito hasta 1954, cuando se vendió a la ciudad de São Paulo por un precio simbólico.

En 1957, se construyó una carretera para conectar la curva 4 y Junção, formando un anillo de velocidad. El circuito original se mantuvo sin cambios por estas alteraciones.

A finales de 1967, el circuito se cerró para mejorar la seguridad, con la reapertura el 1 de marzo de 1970. En 1971, con la ambición de asegurar una carrera de Fórmula Uno para ayudar a mostrar el nuevo talento de carreras de Brasil, se hicieron mejoras. El sueño se hizo realidad un año más tarde, con el piloto argentino Carlos Reutemann ganando la carrera, seguido por el sueco Ronnie Peterson y el brasileño Wilson Fittipaldi Junior.

El éxito del evento contribuyó a la inclusión de la carrera en el Campeonato Mundial de Fórmula Uno de la FIA. La primera carrera oficial tuvo lugar el 11 de febrero de 1973 y las enormes multitudes locales animaron a Emerson Fittipaldi a la victoria, seguidos por el escocés Jackie Stewart y el neozelandés Dennis Hulme.

Interlagos continuó albergando la F1 a lo largo de la década de 1970, generalmente como una de las carreras de apertura de la temporada. Pero en 1980, los conductores habían comenzado a cuestionar la seguridad general, preocupados por la irregularidad de la pista en varios lugares. El Ayuntamiento se mostró reacio a proporcionar la inversión necesaria para resolver estos problemas y Rio le arrebató la carrera con su nuevo circuito de Jacarepaguá.

Durante esta fase, Interlagos pasó por una serie de renovaciones a pequeña escala y organizó una serie de carreras de campeonato nacional, desapareciendo gradualmente de la escena internacional. En 1985, el circuito pasó a llamarse Autódromo José Carlos Pace en memoria del ganador del GP de 1976, que había muerto en un accidente aéreo un año después.

Cuando Río ya no podía permitirse el lujo de mantener la F1, la alcaldesa de São Paulo, Luiza Erundina, se unió con el presidente de la Confederación Brasileña de Deportes de Motor (CBA), Piero Gancia, para llevar el Gran Premio de Fórmula Uno a São Paulo.

Interlagos se sometió a una serie de renovaciones, se construyeron nuevos garajes y una torre de control de carrera, y el recorrido se redujo considerablemente, cumpliendo con la nueva tendencia de circuitos más cortos.

Alain Prost ganó la carrera inaugural en Interlagos, y  Ayrton Senna se llevó las victorias en 1991 y 1993.

A lo largo de los años se produjeron mejoras, incluida la construcción de una chicane en la recta del pit antes de la llegada del Gran Premio de Motociclismo en 1992. Los pilotos no estuvieron cómodos con el circuito por las irregularidades en el terrero, por lo que la carrera no volvió.

La entrada y salida del pit lane se modificó en 1996 y nuevamente en 1999, mientras que se volvió a pavimentar todo en 2007. Para facilitar el trabajo, el circuito se cerró y no se realizaron eventos en cinco meses.

Después de dos accidentes fatales que se cobraron la vida de los conductores de Stock Car Brasil, Rafael Sperafico en 2007 y Gustavo Sondermann en 2011, se introdujo una chicane revisada para estas carreras (pero no F1) en la Curva do Café. La chicane ligeramente forrada y cubierta de neumáticos se alteró aún más para la temporada 2013, y se suavizó en la salida. Sigue en uso para las populares carreras de stock car, en combinación con barreras SAFER especialmente diseñadas, idénticas a las que ahora se usan en los circuitos de América del Norte, que habían reemplazado el muro de hormigón en la curva final después del accidente de Sperafico.

Se lanzó un programa de renovación de unos 70 millones de euros, que empezó en agosto de 2014 para crear una nueva entrada y salida de pitlane. La ladera en la parte posterior de Laranjinha se cortó y luego se construyó con un muro de hormigón, lo que permite más espacio para la entrada al pit lane.

Las mejoras más recientes se produjeron en 2018, al incluir iluminación para las carreras nocturnas en todo el circuito. Se instalaron 21 torres, una aproximadamente cada 200 metros. Cada torre tiene nueve metros de altura y las lámparas utilizadas son de 140000 lúmenes, el doble del promedio, lo que significa una potencia de iluminación real de 150 metros lineales. Son flexibles y giran para permitir que la luz se dirija a puntos de interés según sea necesario.

El futuro del circuito como anfitrión de la Fórmula Uno más allá de 2020 está en duda, con un nuevo circuito estándar de F1 en Río de Janeiro anunciado en 2019, con el respaldo del presidente del país, Jair Bolsonaro.

Una vuelta al circuito de Interlagos

Cómo llegar al circuito José Carlos Pace

El Autódromo José Carlos Pace está ubicado en la región sur de São Paulo, en el distrito de Interlagos, Brasil. El aeropuerto internacional más cercano es São Paulo-Guarulhos, a 48 km al noreste, aproximadamente a 45 minutos de la pista. El aeropuerto de Congonhas está más cerca del circuito y ofrece conexiones nacionales y vuelos privados.

Viajar al circuito en transporte público es relativamente sencillo. Ubicada aproximadamente a seis minutos de caminata, la Estación Autódromo (Línea 9 – Esmeralda / Osasco-Grajaú) es una alternativa para aquellos que desean escapar del tráfico y viajar en tren. También hay numerosas rutas de autobuses al circuito.

Para aquellos que deseen conducir, el circuito está cerca de Marginal Pinheiros y Av. Senador Teotônio Vilela. El aparcamiento es gratuito, aunque puede haber restricciones durante los fines de semana del evento.